¿Cómo puedo cortarle las uñas a mi perro?

 

Mantener las uñas de tu perro en perfecto estado es muy importante para que no se generen problemas de salud, de esta forma evitamos la aparición de heridas en sus cojinetes y evitamos dolor e incomodidad al caminar. 

Si has visto de cerca las patas de tu perro podrás observar que en la planta de los pies cuentan con almohadillas sobre las que aguantan todo su peso al caminar. Sus uñas nunca deben sobrepasar dichas almohadillas, porque si lo hacen, no pueden caminar correctamente, adoptando posturas extrañas y perjudiciales para su salud. 

La uña del perro se compone principalmente por 2 partes: la parte queratinizada compuesta por una superposición de capas córneas y la pulpa de la uña, la cual en su centro está compuesta por los nervios y vasos sanguíneos. 

Te recomendamos cortarle las uñas a tu perro lo antes posible, es decir, desde cachorros para que así puedas normalizar el proceso. No hay un tiempo específico para poder decir cada cuánto cortar las uñas de tu perro, ya que cada raza presenta un ritmo de crecimiento específico. De igual forma, todo dependerá del ejercicio que realice tu perro, ya que  las uñas se van limando de forma natural al contacto con las superficies. En general, las razas caninas pequeñas muestran un ritmo de crecimiento mucho mayor que el de las razas de perros medianos y grandes. 

Ahora te estarás preguntando, ¿qué tipo de instrumentos necesito para cortar las uñas de mi perro? 

Cortauñas para perro

Existen diferentes tipos y tamaños, es importante que sepas usarlo previamente y que sea recomendado por su Médico Veterinario. 

De esta forma, el primer consejo  es que si es la primera vez que vas a realizar el corte de uñas, lo realice su Médico Veterinario, para que puedas observar y pueda enseñarte. 

Es importante que examines las uñas de tu perro e identifiques ambas partes de la uña, la parte queratinizada es generalmente de color blanco o negro y la pulpa de la uña es de color rosada. Luego, pasamos a llevar a cabo los siguientes pasos:

  1. Lo primero es crear un ambiente relajado y, sobre todo, calmado para tu mascota. En este sentido, te recomendamos que acostumbres a tu perro a esta práctica desde pequeño para que le parezca normal y parte de su rutina. Para ello, además de cortarle las uñas de forma regular, toca sus patas y uñas con suavidad a diario. Aunque nos pueda parecer un acto insignificante, este hecho nos ayudará a que nuestro perro no se asuste ni alarme cuando necesitemos arreglar sus uñas o recortar los pelos que se encuentran entre las almohadillas.
  2. Una vez establecido el ambiente relajado, coloca a tu perro de pie para observar el trozo de uña sobrante y saber dónde cortar exactamente. Recuerda que la medida ideal es aquella que queda a ras de suelo pero sin llegar a tocarlo.
  3. Luego, coge una de sus patas y, si es la primera vez que vas a cortar las uñas a tu perro, pasa las tijeras por las mismas, solo rozándolas, y prémialo con una golosina para que asocie la herramienta con un estímulo positivo. Repite este paso hasta que observes que tu can se encuentra totalmente calmado.
  4. Para cortar la uña simplemente debes colocar las tijeras a la altura adecuada sin tocar la zona rosada que está vascularizada y ejercer la presión necesaria para realizar un corte rápido y limpio. La posición adecuada es aquella que muestra un corte recto, o ligeramente descendente tal como se muestra en la imagen. De esta forma, evitas cortar las uñas de tu perro en forma diagonal ascendente.
  5. Cuando hayas cortado las uñas de la primera pata, felicítalo y ofrécele una golosina antes de pasar a la siguiente.

Ahora, ¿Qué hago si las uñas de mi perro son negras?

Cuando las uñas del can son transparentes, o semitransparentes, resulta fácil identificar la parte sobrante y cortar sin llegar a tocar el tejido vivo. Sin embargo, cuando las uñas son completamente negras, resulta imposible identificar dicho tejido a simple vista, por lo mismo en estos casos es mejor acudir con un especialista para evitar pasar a llevar la zona vascularizada y generar dolor y sangrado en tu mascota.